PÍO BAROJA

 
“Así como la desgracia hace discurrir más, la felicidad quita todo deseo de análisis; por eso es doblemente deseable.”
Pío Baroja
Anuncios
Published in: on febrero 25, 2008 at 5:55 pm  Comments (3)  

CONCURSO LITERARIO DE SANT JORDI

San Jorge 

Se acerca la primavera, el equinoccio y la eclosión de las crisálidas. Tras el largo letargo, es hora de que vuestros genios vean la luz del mundo. Tendréis una oportunidad en el CONCURSO LITERARIO de Sant Jordi.  Las bases del concurso son las siguientes:

  1. La realización de las obras se iniciará en clase durante dos horas, una en lengua castellana y otra en lengua catalana.
  2. Se abre una convocatoria en castellano y otra en catalán. El alumno deberá elegir la lengua.
  3. La obra debe ceñirse al género del cuento o del teatro.
  4. La extensión no superará la extensión de diez folios.
  5. Se entregará en formato Word, interlineado de 1,5, y una tipografía Times New Roman tamaño 12.
  6. Se tendrá en cuenta la nota para la asignatura de la lengua utilizada.
“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.
Pablo Picasso (1881-1973) Pintor español.
Published in: on febrero 25, 2008 at 5:14 pm  Dejar un comentario  

EL GÉNESIS y EL ÁRBOL DE LA CIENCIA

Para entender el trasfondo de El árbol de la ciencia es ineludible comentar la referencia bíblica que encierra el título. Aquí tenéis el fragmento del Génesis de la creación y la caída. Reflexionad sobre su sentido y su relación con el contexto finisecular.  

 

[…] 

La prueba de la libertad. El Paraíso.
El día en que hizo Yahvé Dios la tierra y el cielo, 5 no había aún en la tierra arbusto alguno del campo, y ninguna hierba del campo había germinado todavía, pues Yahvé Dios no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre que labrara el suelo. 6 Pero un manantial brotaba de la tierra y regaba toda la superficie del suelo. 7 Entonces Yahvé Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente.
8 Luego plantó Yahvé Dios un jardín en Edén, al oriente, donde colocó al hombre que había formado. 9 Yahvé Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles deleitosos a la vista y buenos para comer, y en medio del jardín, el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal.10 De Edén salía un río que regaba el jardín, y desde allí se repartía en cuatro brazos. 11 Uno se llama Pisón: es el que rodea todo el país de Javilá, donde hay oro.12 El oro de aquel país es fino. Allí se encuentra el bedelio y el ónice. 13 El segundo río se llama Guijón: es el que rodea el país de Cus. 14 El tercer río se llama Tigris: es el que corre al oriente de Asiria. Y el cuarto río es el Éufrates. 15 Tomó, pues, Yahvé Dios al hombre y lo dejó en el jardín de Edén, para que lo labrase y cuidase. 16 Y Dios impuso al hombre este mandamiento: «De cualquier árbol del jardín puedes comer, 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que comieres de él, morirás sin remedio.»
18 Dijo luego Yahvé Dios: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.» 19 Y Yahvé Dios formó del suelo todos los animales del campo y todas las aves del cielo y los llevó ante el hombre para ver cómo los llamaba, y para que cada ser viviente tuviese el nombre que el hombre le diera. 20 El hombre puso nombres a todos los ganados, a las aves del cielo y a todos los animales del campo, mas para el hombre no encontró una ayuda adecuada. 21 Entonces Yahvé Dios hizo caer un profundo sueño sobre el hombre, que se durmió. Y le quitó una de las costillas, rellenando el vacío con carne. 22 De la costilla que Yahvé Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre.23 Entonces éste exclamó:
«Esta vez sí que es hueso de mis huesos
y carne de mi carne.
Ésta será llamada mujer,
porque del varón ha sido tomada.»
24 Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne.
25 Estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, pero no se avergonzaban uno del otro.

La caída.
3 va al principio

1 La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que Yahvé Dios había hecho. Y dijo a la mujer: «¿Cómo es que Dios os ha dicho: No comáis de ninguno de los árboles del jardín?» 2 Respondió la mujer a la serpiente: «Podemos comer del fruto de los árboles del jardín. 3 Mas del fruto del árbol que está en medio del jardín, ha dicho Dios: No comáis de él, ni lo toquéis, so pena de muerte.» 4 Replicó la serpiente a la mujer: «De ninguna manera moriréis.5 Es que Dios sabe muy bien que el día en que comiereis de él, se os abrirán los ojos y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal.» 6 Y como viese la mujer que el árbol era bueno para comer, apetecible a la vista y excelente para lograr sabiduría, tomó de su fruto y comió, y dio también a su marido, que igualmente comió. 7 Entonces se les abrieron a entrambos los ojos, y se dieron cuenta de que estaban desnudos; y, cosiendo hojas de higuera, se hicieron unos ceñidores.
8 Oyeron luego el ruido de los pasos de Yahvé Dios que se paseaba por el jardín a la hora de la brisa, y el hombre y su mujer se ocultaron de la vista de Yahvé Dios por entre los árboles del jardín.9 Yahvé Dios llamó al hombre y le dijo: «¿Dónde estás?» 10 Éste contestó: «Te he oído andar por el jardín y he tenido miedo, porque estoy desnudo; por eso me he escondido.» 11 Él replicó: «¿Quién te ha hecho ver que estabas desnudo? ¿Has comido acaso del árbol del que te prohibí comer?» 12 Dijo el hombre: «La mujer que me diste por compañera me dio del árbol y comí.» 13 Dijo, pues, Yahvé Dios a la mujer: «¿Por qué lo has hecho?» Contestó la mujer: «La serpiente me sedujo, y comí.»
14 Entonces Yahvé Dios dijo a la serpiente:
«Por haber hecho esto,
maldita seas entre todas las bestias
y entre todos los animales del campo.
Sobre tu vientre caminarás,
y polvo comerás
todos los días de tu vida.
15 Enemistad pondré entre ti y la mujer,
entre tu linaje y su linaje:
él te pisará la cabeza
mientras acechas tú su calcañar.»
16 A la mujer le dijo:
«Tantas haré tus fatigas cuantos sean tus embarazos:
con dolor parirás los hijos.
Hacia tu marido irá tu apetencia,
y él te dominará.»
17 Al hombre le dijo: «Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que yo te había prohibido comer,
maldito sea el suelo por tu causa:
con fatiga sacarás de él el alimento
todos los días de tu vida.
18 Espinas y abrojos te producirá,
y comerás la hierba del campo.
19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan,
hasta que vuelvas al suelo,
pues de él fuiste tomado.
Porque eres polvo y al polvo tornarás
20 El hombre llamó a su mujer «Eva», por ser ella la madre de todos los vivientes. 21 Yahvé Dios hizo para el hombre y su mujer túnicas de piel y los vistió.22 Y dijo Yahvé Dios: «¡Resulta que el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, en cuanto a conocer el bien y el mal! Ahora, pues, cuidado, no alargue su mano y tome también del árbol de la vida y comiendo de él viva para siempre.» 23 Y lo echó Yahvé Dios del jardín de Edén, para que labrase el suelo de donde había sido tomado. 24 Tras expulsar al hombre, puso delante del jardín de Edén querubines, y la llama de espada vibrante, para guardar el camino del árbol de la vida.

[…]

Published in: on febrero 22, 2008 at 5:54 pm  Comments (2)  

Montse García dice…

Tenía un brillo de ojos diferente aquella tarde fría y húmeda. Tendida en esa cama que parecía ofrecerle un poco de cobijo, habían conseguido romper su coraza llena de subjetividad romántica. Ellos, marionetas movidas por un ente llamado sociedad, sin querer, habían podido sacarle un secreto que la tarde anterior había jurado guardar.

Su brillo de ojos, sentía temor, miedo a ese ente tan poderoso, miedo a la imagen reflejada que suelen ver las personas que no han tocado el corazón y sobre todo vergüenza, de ella misma, de no haber sabido negar la afirmación, de haber caído en la trampa de telas de una viuda negra que prometiendo guardarlo, no le da importancia y tarde o temprano utiliza para atrapar a alguien más. Ahora comprendía: la sociedad vive, se alimenta gracias a los prejuicios, gracias al aspecto, a las apariencias, hoobies y cosas diversas que ella marca. Sólo hay dos posturas, araña y presa, si te atrapan, intenta a la vez tejer una red para atrapar.

Aún revuelta entre sábanas deshechas, dos lágrimas de impotencia tiñeron de un color más oscuro la funda de la almohada. En ese mismo instante y seguido por un instinto, de esos que provienen de vete a saber donde pero que tienen la fuerza e intensidad de uno (o dos) huracanes, entró en la habitación. Ella, quieta, observaba cómo se acercaba al borde de la cama, le acariciaba el pelo y se estiraba a su lado. No dijo nada… pero con sólo su presencia le parecía el poema más bonito compuesto jamás. Recordó entonces un día anterior, en el que ciertas personas le reprocharon su forma de ser, le animaron a cambiarla y justo antes de ni tan siquiera planteárselo, el dueño de una mota de energía de la que tenía estirada justo al lado le preguntó: ¿Vas a cambiar una de tus mejores virtudes sólo porque no saben apreciarla, sólo porque el ciego ente lo ve como un defecto?

Dicho y hecho, abrió los ojos y vio y notó que quien estaba a su lado no era ni más ni menos que todas las personas que le importaban juntas, que todos los buenos momentos vividos, que esas tijeras de energía positiva que consiguen cortar la tela que atrapa y que toda la fuerza de voluntad necesaria para crear de nuevo una coraza.

Al abrir los ojos no estaba ya… sólo quedaba el perfume, la olor a seguridad y un calor especial que demostraba su efímera y a la par eficaz y tranquilizadora visita.

Montse García B1C

Published in: on febrero 20, 2008 at 8:45 pm  Comments (1)  

EL DENOMINADO “MAL DEL SIGLO”

INTRODUCCIÓN A LA LITERATURA DEL SIGLO XX EN ESPAÑA

 

  1. LA CRISIS DE FIN DE SIGLO.- 

1.1. La crisis del Pensamiento Científico.-

Durante los primeros treinta años del siglo XX se producen una serie de descubrimientos

científicos revolucionarios que acabarán con lo que durante la segunda mitad del siglo XIX se consideraban “bases científicas inamovibles”. Estos descubrimientos romperán la seguridad de los

científicos europeos y les obligarán a llevar a cabo un profundo replanteamiento científico.

Para que se produjera el replanteamiento científico del que hemos hablado, son fundamentales algunas teorías que aparecen en estos primeros años del siglo XX:

a. Teoría sobre el átomo de Rutherford, que ataca directamente las bases de los conocimientos que se tenían sobre la estructura de la materia y la energía. En el texto siguiente tienes un resumen de urgencia de los principios fundamentales de los estudios de Rutherford:

El átomo nuclear de Rutherford

El descubrimiento de la naturaleza de las emisiones radiactivas permitió a los físicos profundizar enel átomo, que según se vio consistía principalmente en espacio vacío. En el centro de ese espacio seencuentra el núcleo, que sólo mide, aproximadamente, una diezmilésima parte del diámetro delátomo. Rutherford dedujo que la masa del átomo está concentrada en su núcleo. También postulóque los electrones, de los que ya se sabía que formaban parte del átomo, viajaban en órbitasLiteratura española del siglo XX.- 6alrededor del núcleo. El núcleo tiene una carga eléctrica positiva; los electrones tienen carganegativa. La suma de las cargas de los electrones es igual en magnitud a la carga del núcleo, por loque el estado eléctrico normal del átomo es neutro.1

b. Descubrimiento del Radio y del Polonio, así como de sus propiedades radioactivas por el matrimonio Curie.

Las contribuciones de los científicos citados junto con la de otros muchos que en esos primeros años del siglo se dedicaron a los estudios sobre el átomo o la radioactividad, conducirán a la moderna Física Nuclear.

c. Pero un hecho capital en estos años es la Teoría de la Relatividad de Einstein, que supondrá un cambio brutal en la forma de entender la ciencia en general, y la Física en particular.A partir de todo lo dicho en los párrafos anteriores, nos podemos suponer que la Ciencia en el siglo XX se encuentra en un estado de incertidumbre total, ya que la realidad (el mundo, el universo) que es su objeto de estudio, es cambiante y compleja. Este planteamiento llevó a afirmar al matemático francés Henri Poincaré (1854-1912) que:

“ya no se puede decir que una teoría sea verdadera o falsa; sólo se puede decir si es útil.”

En cualquier caso, la incertidumbre teórica en que se encuentra el mundo científico no ha impedido que a lo largo del siglo se haya disparado el progreso técnico hasta el punto de haber transformado radicalmente nuestro mundo (transportes y comunicaciones, medicina, nuevos materiales, bienestar social, etc..).

Pero, junto a ese progreso técnico imparable, han aparecido también a lo largo de este siglo nuevas amenazas para los seres humanos que son, en buena parte, consecuencia de los avances científicos o, al menos, del uso que se ha hecho de ellos (la amenaza nuclear, la contaminación, el agujero de ozono, las nuevas formas de hacer la guerra, la sociedad ultracapitalista, la manipulación genética y tantas otras).

Esas nuevas amenazas se han convertido en nuevos motivos de angustia para el escritor y el intelectual contemporáneo que se unirán a las ya tradicionales de orden religioso, existencial o social. En literatura, por ejemplo, nos encontramos durante el siglo XX con el desarrollo de un género literario, la ciencia-ficción, en el que es corriente encontrarnos con estas amenazas de origen científico o tecnológico que provocan la angustia e insatisfacción de los seres humanos. Tres novelas han sido claves en ese planteamiento temático:

§ Un mundo feliz (1932), de Aldous Huxley, novela que plantea una sociedad futura en la que la manipulación genética ha sustituido a la procreación natural.

§ 1984 (1949), de George Orwell. En esta novela, Orwell presenta un mundo dominado por el “Gran Hermano” que vigila y domina desde los medios de comunicación a los ciudadanos.

§ Farenheit 451 (1953), de Ray Bradbury, ambientada en una sociedad futura donde la palabra escrita está prohibida.

 1.2. La Crisis del Pensamiento Filosófico.- 

Durante la segunda mitad del siglo XIX, la Filosofía europea estaba dominada por el Positivismo de Augusto Comte. Podemos intentar dar una definición sencilla de esta corriente filosófica:

Sistema de filosofía basado en la experiencia y el conocimiento empírico de los fenómenosnaturales, en el que la metafísica y la teología se consideran sistemas de conocimiento imperfectos einadecuados.2

Según la teoría positivista, solo se debe considerar como verdad aquello que sea perceptible por los sentidos y demostrable por la experiencia, despreciando todos los demás sistemas de conocimiento.

En los últimos años del siglo XIX y primeros del XX, la filosofía europea cambiará de orientación debido a lo que se ha llamado “crisis del Positivismo y del Racionalismo”: El hombre de esta época se da cuenta de que la razón no puede explicar toda la realidad, por lo que se buscarán nuevos enfoques para comprenderla.

La primera reacción contra el Positivismo se produce ya en la segunda mitad del XIX de mano de varios filósofos a los que se les ha dado el nombre de “irracionalistas”. El pensamiento de estos autores (Schopenhauer, Nietzsche y Kierkegaard) podemos intentar resumirlo en tres caracteres:

a. El objeto de la Filosofía debe ser explicar la vida humana.

b. Niegan la razón como una herramienta útil para esa explicación de la vida de los seres

humanos.

c. Entienden que los seres humanos y, por tanto, sus vidas se mueven por impulsos irracionales que, lógicamente, no pueden explicarse de una manera racional (¿Cómo explicar racionalmente el amor, el miedo, la angustia de vivir, etc…?).

De estos irracionalismos de la segunda mitad del siglo XIX derivarán algunas de las corrientes filosóficas que más van a influir sobre la literatura occidental del siglo XX: el Existencialismo, el Psicoanálisis y, por supuesto, el Marxismo.

 1.2.1. El Existencialismo.- 

Los máximos exponentes de este movimiento durante el siglo XX serán Martín Heidegger y Jean Paul Sartre. El existencialismo se caracteriza por una idea central: el hombre es un ser para la muerte. Ser hombre es estar en el mundo abocado a la muerte. Esto es lo que se llama la condición temporal del ser humano, y el hecho de asumir esa condición es una de las razones de la “angustia existencial” que tanto vamos a ver en la literatura de nuestro siglo.

 1.2.2. El Psicoanálisis.- 

En el ambiente irracionalista de principios de siglo XX aparece Sigmund Freud. El objetivo de Freud es analizar los impulsos irracionales que gobiernan la vida humana. Según este autor, el hombre está regido por unos impulsos elementales que le orientan hacia la búsqueda del placer. A esos impulsos se suelen oponer la sociedad y la moral que los acaba reprimiendo y sepultándolos en el subconsciente. Este hecho provoca la frustración, es decir, sentir deseos que no podemos satisfacer, y esa frustración llevará a los seres humanos al sentimiento de angustia.

 1.2.3. El Marxismo.- 

Aunque la teoría marxista aparece a mediados del siglo XIX (con Karl Marx y Frederich Engels), será durante el siglo XX cuando se desarrollen sus manifestaciones más importantes, tanto

en la práctica como en la teoría (Lenin, Stalin, Trotski, Gramsci, Mao Tse Tung).

El marxismo pretende ser una concepción total del mundo, no una simple teoría filosófica.

Esta concepción del mundo y de su historia podemos intentar simplificarla en una serie de caracteres:

El marxismo parte de la idea de la sola existencia de la materia y del trabajo del hombre por dominarla (lo que se llama producción o modo de producción).

a. La Historia es, para los marxistas, un proceso que avanza de un modo de producción a otro mediante saltos revolucionarios en los que se destruye el sistema anterior y se implanta uno nuevo.

b. A lo largo de la Historia, los distintos modos de producción se han basado en la propiedad privada.

c. La lucha de clases: fruto de la existencia de la propiedad privada las sociedades han estado divididas en dos clases enfrentadas: los poseedores y los desheredados.

d. Revolución: mediante la lucha de clases podrá llegarse a un nuevo modo de producción (la sociedad comunista) del que se habrá eliminado la propiedad privada y el que, por tanto, no existirán diferencias entre los seres humanos.

Analizando el discurrir de la historia, el marxismo afirma que la infelicidad y la angustia del ser humano tiene unas causas históricas y sociales. Ante este hecho, Marx propone no solo una teoría, sino también una práctica política:

“Los filósofos no han hecho más que interpretar el mundo de diversos modos; pero de lo que se trata ahora es de transformarlo”

 2. LOS GRANDES PROBLEMAS DE LA LITERATURA DEL SIGLO XX.- 

2.1. La Angustia del hombre contemporáneo.-

Si algo puede definir la actitud de los escritores e intelectuales europeos en las primeras décadas del siglo XX es la palabra “angustia”. Como hemos ido viendo en las páginas anteriores, esa angustia se produce por diferentes razones que podemos resumir ahora:

a. La incertidumbre científica.

b. El progreso técnico y las amenazas que éste esconde.

c. La condición temporal del ser humano.

d. La frustración de los deseos humanos.

e. La injusticia social.

A estas razones se les suma una más:

f. El problema de la existencia de Dios y del sentido de la vida.

Ante este planteamiento, los escritores del siglo XX han adoptado diferentes actitudes:

a. Algunos dedicaron sus obras a expresar esas “angustias”.

b. Otros intentaron cambiar el mundo mediante sus escritos ejerciendo la protesta social y política.

c. Muchos escritores buscaron en la religión y en Dios algo que diera sentido a sus vidas dominadas por la angustia y la frustración.

d. Y algunos movimientos literarios pretendieron olvidar la problemática social y humana de sus vidas mediante una actitud de escapismo y esteticismo.

 2.2. Los conflictos religiosos y existenciales.-

Este es uno de los temas que más se va a repetir en la literatura europea del siglo XX, sobre todo en la primera mitad del siglo. Los precedentes inmediatos podemos encontrarlos en la filosofía irracionalista de la segunda mitad del siglo XIX y también en algunos autores literarios de esa época, como es el caso de Dostoievski y su preocupación por el problema de “la culpa” (os recomiendo la lectura de Crimen y Castigo de Dostoievski).

Podemos intentar descomponer este tema en una serie de motivos temáticos que lo integran:

 a. El problema de la existencia humana.-

§La vida humana no tiene sentido, porque hagamos lo que hagamos, terminaremos castigados con la muerte y el olvido: La vida humana es, por tanto, absurda. Este planteamiento del tema es el que encontramos en autores como Pirandello, Kafka o Sartre.

§Buscar la dignidad humana. A pesar del absurdo de nuestra vida, el hombre debe aspirar a mantener su dignidad intentando justificar su existencia mediante la acción o el sacrificio por sus semejantes. Así lo encontramos en la obra de Herman Hesse, Malraux o Albert Camus.

 b. El problema religioso.-

§Negación de Dios y de lo religioso: ateísmo o agnosticismo. El hombre solo es materia perecedera y como tal hay que asumirlo. Esto aparece en la obra de André Gide.

§Afirmación de Dios y de lo religioso: Dios es lo único que puede dotar de sentido la existencia humana; sin Dios, vivir sería absurdo e inútil. Papini, Chesterton o Paul Claudel manifiestan en sus escritos esta postura.

§Cristianismo Trágico: la razón niega la existencia de Dios y convierte la vida humana en algo inútil y sin sentido, pero estos autores quieren creer en Dios, quieren creer que hay una justificación del sufrimiento humano. Esta lucha entre lo que se cree y lo que se querría creer nos la encontramos en la obra de Unamuno (San Manuel Bueno, mártir), de

Bernanos o de Graham Greene.

2.3. La preocupación social y política. La literatura comprometida.-

Este será otro de los temas literarios fundamentales y recurrentes en el siglo XX. Este siglo ha sido muy conflictivo desde el punto de vista social y político (grandes guerras, revoluciones, insatisfacción, lucha por las libertades, lucha contra la opresión política, económica o militar, etc…).

Como es lógico, la literatura no ha cerrado los ojos a estos problemas. En muchos casos los escritores han querido usar sus palabras como armas (“la poesía es un arma cargada de futuro”, decía el poeta español Gabriel Celaya) que sirvieran para denunciar la injusticia e, incluso, para cambiar el mundo existente por otro mejor. Esa idea de que la literatura puede y debe ser un arma de combate, que debe ser útil, es la que expresa Antonio Machado en estos versos:

¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera mi verso como deja el capitán su espada:famosa por la mano viril que la blandiera,no por el docto oficio del forjador preciada.3 

La literatura, por tanto, se ha usado durante el siglo XX como una herramienta útil para defender la ideología de los escritores, su visión del mundo y de la sociedad, comprometiéndose con una determinada opción política:

 Maldigo la poesía concebida como un lujocultural por los neutralesque, lavándose las manos, se desentienden y evaden.Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse4 

 

 

Published in: on febrero 11, 2008 at 10:46 pm  Dejar un comentario  

La paciencia es un árbol de raíz amarga, pero de frutos muy dulces.

No os quejéis, porque estaba previsto ser colgado el lunes a las 0:01. Así podréis elegir si esta tarde ir a hermética o quedaros tranquilamente preparando la respuesta y meditando sobre la concepción naturalista de vuestras vidas. En todo caso, aquí tenéis el premio a la constancia de visitar asiduamente la página web.

3. Explique las tres corrientes culturales que dominan el mundo intelectual del siglo XIX en Europa y cite dos obras no literarias que influyeron en la mentalidad decimonónica.

Menudo regalo. Me estoy ablandando… 

Published in: on febrero 9, 2008 at 1:54 pm  Dejar un comentario