PATRICIA MATA DIXIT:

Verba volant… scripta manent… Esa necesidad imperiosa de escribir se conoce como síndrome humanístico… Tranquilos, no es grave, aunque no tiene curación. Dos semanas antes del Día Internacional del Elogio Literario (martes 16 de diciembre), Patricia nos regala un poema. Disfrutadlo.

 

Que la lluvia se lleve mis recuerdos,

Que el viento borre mis palabras

Que el tiempo se lleve el sentimiento

Aunque ya hasta me ha calado el alma.

Porque es tanto el dolor que siento,

Que ya no siento nada.

Porque nada es lo que queda,

La coraza, el cuerpo, nada.

Con el cuerpo no se siente,

En el cuerpo sueña el alma.

Patricia Mata

Patricia Mata

Anuncios
Published in: on diciembre 4, 2008 at 8:57 pm  Dejar un comentario  

COMENTAMOS “EL ALMA ROMÁNTICA”

EL VIAJERO DE FRIEDRICH CASPAR DAVID

viajero-friedrich

El yo heroico se puede apreciar en el desafío que hace el hombre a la naturaleza, su heroicidad es una causa perdida porque no podrá ganarla, pero él se enfrenta con la realidad para alcanzar aunque sea trágicamente, la inmortalidad.

El yo rebelde se percibe en la voluntad del hombre de que su poder personal esté por encima de todo y se alía con la fuerza sobrenatural de la naturaleza para alcanzar su fin, la inmortalidad dicha anteriormente.

El yo apasionado se transmite gracias a la posición del viajero, aunque está de espaldas el hecho de estar tan seguro en una situación como es estar en un acantilado demuestra su pasión por la naturaleza, un elemento que trasciende del individuo humano y que lo supera.

El yo desbordante queda totalmente caracterizado con la idealización de la naturaleza como lugar idílico  difícil de encontrar en la vida real del día a día, en este aspecto, influye el campo de visión que tiene el viajero.

En la composición de los egos del alma romántica hay que valorar la pintura, sobretodo la textura de las nubes.

Por Núria Pacheco

foto-nuria-pacheco

 

 

 

 

 

 

Esta pintura refleja un claro espejismo de la edad romántica.

Al ver el cuadro a simple vista, podemos ver un hombre de mediana edad sobre unas rocas frente a las montañas y de espaldas a nosotros, con esta postura nos permite ponernos en su lujar con más facilidad y así sentirnos como parte de la obra.

Pero si lo analizamos teniendo en cuenta lo que nos transmite, podemos canalizar diferentes aspectos;

Para empezar una clara subjetividad, ya que encontramos el protagonista centrado en la imagen que su función es de eje central en la pintura, el que da todo el sentimiento de grandeza y poder frente a la naturaleza.

Encontramos presente el “yo heroico”, al enfrentarse a la realidad, asume la inutilidad de su lucha debido a que no hay nada que hacer frente a la naturaleza, siempre es más poderosa que el ser humano, y se puede interpretar que el protagonista llega a alcanzar su inmortalidad, la asume, ya que nosotros nacemos, vivimos y morimos pero por ejemplo las olas del mar nunca van a dejar de golpear a las rocas, ni va a dejar de salir el sol una mañana.

Uno de los combates del alma romántica que se pueden interpretar, es el combate entre lo infinito y lo anhelo y lo limitado de las fuerzas que dispone. Remarcando así el poco poder que tenemos los seres humanos frente a la vida.

La posición del hombre encima de las rocas nos puede dar a entender el “yo rebelde”, la prima voluntad de ser y de poder personal, por encima de todo. Aunque la opresión por nuestros límites no es bien concebida y esto provoca luchas con todo aquello que nos coarta la libertad, en este caso, el poder de lo natural.

Otro carácter esencial es el “yo desbordante”, ya que el individuo romántico tiende a situarse en lugares ideales, donde se cumplan sus deseos ya que esto le resulta imposible a la realidad. Seguramente el momento de éste retrato estaba presenciado por una reflexión, posiblemente pesimista, tal como eran en general sus mentalidades, preguntándose un porqué y lamentándose de su existencia.

Algunos valores que posiblemente se pudieran relacionar con esta obra, son; el suicidio, debido a que podría ser que en algún momento se suicidara por su infelicidad, o la esclavitud que le supone vivir.

También el ego, por su gran protagonismo del momento y al querer  estar sólo sin nadie con quien compartir sus lamentos. La esclavitud, de ser dominado por la naturaleza y no ser él el más fuerte. El deseo, de ser algo más que un simple ser inmortal. El escapismo, al no estar relacionado con la rutina y poder contemplar las montañas y su gran posición frente a la soledad, él frente a todo.

Por Carlota Macià

carlota-macia

OFELIA DE MILLAIS

millais_ofelia1

Es un cuadro oscuro, pero a la vez lleno de colorido, que le quita importancia a uno de los tópicos sobre los que se preocuparon más los románticos: la muerte. La presentan como algo bello; hay un contraste brutal entre lo oscuro y esos colores tan vivos. Sorprende la posición en que se encuentra Ofelia, sobre todo la de las manos, como si nos ofreciera algo, y, también, el gesto de su rostro.

En esta impactante pintura podemos encontrar toques del yo heroico: Ofelia se cae al lago, parece ser que accidentalmente, mientras está recogiendo unas flores, se ahoga y se une con la naturaleza. Esta manera de morir, tan “ridícula”, por decirlo de alguna manera, hace pensar en el hilo tan fino que separa la vida de la muerte y en como todos podemos fracasar cuando menos nos lo esperemos. También podemos intuir rasgos del yo apasionado: sólo hay que ver los colores que se usan y la figura de la misma Ofelia. El yo desbordante también aparece. Por un lado, encontramos ese lugar tan lleno de vida y, por el otro, esa bella mujer, muerta, y con una mirada indescriptible, que parece que esté soñando en un mundo más allá de los límites humanos, imaginándose todo aquéllo que no ha podido tener en vida.

Es un cuadro sorprendente, impactante, lleno de sentimiento romántico, que transmite un punto de vista de la muerte escalofriante y lo contrasta con la belleza de la naturaleza.

Por Aïda Vinyals

suparclass_0111

 

 

Published in: on noviembre 27, 2008 at 11:14 am  Dejar un comentario  

AÏDA VINYALS I GARRIDO

“Escribimos por amor al arte”. Eso dicen de nosotros. Que la literatura es entretenimiento, juego, ocio… Que sus enseñanzas son vanas, superficiales, prescindibles… Que su contenido es irreal, falso, fantástico… Que no encierra la verdad ni se fundamenta en axiomas demostrables…  

¿Entonces por qué escribimos?  Escribimos para conocernos, para expresarnos, para comunicarnos. Para consolarnos, para liberarnos, para redimirnos. Para quejarnos, para denunciar, para luchar. Para sufrir, para llorar, para gritar. Para reír, para disfrutar, para gozar. ¿No son suficientes motivos? Sólo hace falta que cada uno encuentre el suyo y lo satisfaga. Es una manera de mostrar el alma que llevamos dentro entre las muchas máscaras que nos rodean. Una afirmación como personas. Como sujetos. Como “yo”.

Yo pienso, luego existo. Yo existo, luego siento. Yo siento, luego escribo…

Ya sabéis que podéis participar activamente en la página web con vuestras creaciones. Aïda Vinyals escribió este poema y ha decidido regalárnoslo.

 

Aïda Vinyals i Garrido

Mi inspiración, que adormecida sueña

con una mano con la que revivir,

me preguntaba entre delirios

el porqué de su ausencia en mi memoria.  

 

Tiempo hace que el rumbo,

Que parecía encaminarme hacia la verdad,

Se ha perdido entre la bruma de los días,

Cálidos, y a la vez helados,

De este nuevo otoño que se pasea de calle en calle,

La rutina del cual es esperar

A que llegue otro invierno

Y llene de vacío, lluvia, frío,

A quienes se atrevan a retarle.

 

¿Por qué, si no somos nada,

Podemos llegarlo a ser todo para alguien?

 

¿Por qué, cuando parece que todo tenemos,

La nada es la que inunda nuestras almas?

 

Si cada momento es único e irrepetible,

Me da miedo pensar en cuántos he dejado pasar

Mientras flotaba por mi utópico paraíso,

Mientras de vivir me había olvidado.

 

Ahora, perdida en este confuso noviembre,

Desvaneciéndome entre las sombras

Y recordándome sin tener más remedio,

Espero y, con la mente en blanco, lo pienso todo.

La verdad que todos buscamos,

No es sino la que está más adentro

Y se alimenta de los instantes, los más pequeños detalles.

 

Pero a mí, yo que vago como cuerpo inerte entre el humo

Sólo me quedan unas palabras que embellecer,

Unas calles por recorrer, un invierno para sobrevivir,  

Sólo me faltan ausencias que suplantar,

Delirios por superar, instantes para recordar.

Published in: on noviembre 11, 2008 at 6:36 pm  Comments (2)  

NATALIA MATA DIXIT:

En esta primera experiencia como críticos literarios Natalia Mata ha sido la elegida para ser publicada y llevarse +0,25 en la nota final de procedimientos. La mayoría de vosotros se ha basado en una sinopsis de sus aspectos más conocidos y ha pecado de ser poco personal. Se trataba de adueñaros momentáneamente de la obra para juzgar e interpretar algún aspecto que os interesara. A pesar de todo, el resultado no es negativo y seguro que os hace reflexionar y mejorar en vuestra próxima reseña. Sin más dilación os dejo el artículo de Natalia:

 

¿Quién no ha oído hablar nunca de Rodrigo Díaz de Vivar? ¿Quién no sabe que trata la obra de El cantar mio Cid?

El cantar de mio Cid es la primera obra narrativa extensa de la literatura española en una lengua romance. Se trata de un cantar de gesta que narra las hazañas heroicas de Rodrigo Díaz de Vivar, hidalgo y caballero castellano. Éste ha sido un personaje muy significativo no sólo para la literatura castellana sino que también ha ejercido un gran peso sobre la cultura occidental, y más concretamente en Vivar, un pequeño pueblo de Burgos.

Son tan escasos los documentos referentes a la vida del mio Cid, que en pleno siglo XIX se puso en duda su existencia como personaje real. La realidad del Cid se vio colapsada por el carácter legendario (casi mítico) de los “cantares de gesta” de la Edad Media que pretendía resaltar las hazañas de el héroe y despertar el interés del público por ese personaje.

Historia Roderici, una crónica escrita en latín del siglo XII, probablemente entre 1180 y 1190 por un autor de la Rioja, es la fuente más fiable sobre la vida del héroe castellano.

Se sabe de el Cid que nació en Vivar (en la actualidad más conocida como Vivar del Cid) una aldea cercana a Burgos. La cultura de este pueblo, su historia, sus fiestas estan dedicadas a este personaje. El solar del Cid, por ejemplo, en el que destacan los escudos de Burgos y en el centro la leyenda de este caballero tan significativo para el pueblo. En él, también, podemos encontrar el que se supone que fue el cofre con el cual el héroe engañó a los judíos llenándolo de arena y fingiendo que era oro y el sepulcro del Cid y su mujer doña Jimena  desde 1921. En este pueblo, rinden homenje a este personaje y su historia en sus fiestas populares en el mes de junio y ofrecen la oportunidad de acercarnos a él mediante actividades y diferentes rutas.

Desde mi punto de vista, quizás, en la actualidad se haya idealizado demasiado al tan buen vasallo de su rey hasta el punto de que un pueblo entero se mantenga de su historia. En mi opinión, el Cid fue un personaje muy significativo para la reconquista española y el cantar ha sido y es un pilar para la literatura de nuestro país pero no creo que haya sido más importante que otros símbolos de nuestra cultura que, probablemente, hayan caído en el olvido.

Por Natàlia Mata

natalia-mata

Published in: on octubre 21, 2008 at 6:59 pm  Dejar un comentario  

FINALISTA Nº 12: LAURA MARTÍNEZ

Laura Martínez dice:

Este poema intenta expresar, el sentimiento de recordar, un pasado marcado por malos momentos, malas experiencias… que inundan tu mente aún en el presente, pero como dice el poema, ya superados y  con un simple recuerdo.

Y podrás conocerte recordando

Del pasado soñar los turbios lienzos

Manchados de gran dolor

Manchados de gran tristeza

En que un día lloraste tus  amargos momentos

En que un día ahogaste tus penas

Y podrás conocerte recordando…

Soñando…

Superando….

Estos turbios lienzos

Published in: on abril 18, 2008 at 6:00 pm  Dejar un comentario  

FINALISTA Nº 11: ESTHER MERLOS

Esther Merlos dice:

Al escribir el poema intenté antes que nada hacer alguna referencia a la pintura, ese arte que tanto amo y que por miedo al fracaso, he dejado un poco de lado. Todo lo que escribo tiene una pequeña relación con el arte, o al menos eso intento, porque considero que como el poema más simple, el dibujo más “cutre” que uno pueda crear también esconde gran parte de la vida de una persona y eso es algo que por cutre que sea se debe apreciar. Con este poema también quise mostrar (aunque fuera obligatorio) lo mucho que me gustan las artes plásticas y no sé, el resto son palabras y metáforas que surgieron de golpe en mi cabeza.

Y podrás conocerte recordando

del pasado soñar los turbios lienzos

que la historia de tu vida con pudor guardan

para que orgulloso de ella te sientas.

Las pinceladas azules, negras y blancas,

como sentimientos discretos del alma,

muestran lo que sentías.

Formas y líneas imperfectas, en sus trazos,

como el poeta en sus metáforas,

pensamientos inconfesables atesoran.

Reflejos son de cómo eras y eres,

mas el serás se decidirá cuando el brillante sol,

que a la mañana da paso, de brillo a la tela

que con esmero en la oscura noche

ha pintado un nuevo sueño.

 

 

 

 

 

 

 

 

Published in: on abril 17, 2008 at 5:51 pm  Dejar un comentario  

FINALISTA Nº 10: SÍLVIA HUGUET

Sílvia Huguet dice:

El poema que he inventado, gira entorno a la vejez, al paso del tiempo y  la fugacidad de la vida, de su juventud que ya pasó i ahora tan solo queda el recuerdo, temas muy propios de Antonio Machado, reflejando también una gran simbología en los objetos que aparecen, como son las aguas estancadas claro símbolo que refleja la muerte cercana y el fruto maduro cae a lo lejos, dando a entender que se acerca  la vejez.

 Y podrás conocerte recordando

del pasado soñar los turbios lienzos,

del esplendor que ahoga el viento

ahora me llama de lejos,

pero siento que ya es tarde,

aún no me despido de aquello

pero el fruto maduro cae a lo lejos.

Siempre quedará una sonrisa

y su reflejo en mis ojos hundidos,

llenos de aguas estancadas

presentes en cada espejo,

marcando así, el paso del tiempo.

Published in: on abril 17, 2008 at 5:33 pm  Dejar un comentario  

FINALISTA Nº 9 : MARC GARCÍA

Marc García dice:

Con este poema he intentado transmitir temas como la fugacidad de la vida, el carpe diem, siempre utilizando los símbolos que he aprendido en las clases de literatura.
Me resultó bastante difícil empezar, pero al encontrar el primer verso los demás fueron cayendo fácilmente, espero que os guste a todos y lleguéis a sentir el mensaje que quiero transmitir y lleguéis incluso a reflexionar sobre si aprovechamos el tiempo.

 

Y  podrás conocerte recordando

Del pasado soñar los turbios lienzos,

Avanzar en el revuelto río incesante,

Numerosas derrotas, más algunos triunfos

 

Finalmente irás aprendiendo

A abrirte paso entre los necios,

No mires las huellas, pues mirar atrás

Es una demora en tu camino

 

Quizás así puedas dejar el manantial tranquilo,

Goza de la juventud ahora, goza del amor

Hasta que la vida esté pendiente de un hilo

Y poder emprender el viaje por los caminos del sopor

 

No olvides amigo, pues tu alma ya ha vivido

Implacable, la fuente ya se seca…

 

No olvides amigo, el tiempo vuela

Y éste, obsoleto se queda.

                                

Published in: on abril 16, 2008 at 9:00 pm  Comments (4)  

FINALISTA Nº8: FERNANDA MARTINAZIOLI

Fernanda Martinazioli dice:

Cuando nuestro profesor de Literatura nos dictó esos dos pequeños versos enseguida tuve claro sobre qué iba a escribir, lo que no sabía era cómo lo iba a plasmar, pero en mi mente ya giraba una idea. En mi poema intenté reflejar lo que en aquel momento sentía, la verdad es que no seguí ninguna pauta solamente me dejé llevar…
Creo que lo más importante de esta  pequeña composición no son las dos primeras frases, sino las dos últimas, donde he querido transmitir mi filosofía (si se la puede llamar así) sobre cómo tendríamos que ser o comportarnos. Da igual si gano o si pierdo pero espero que hayáis disfrutado leyéndolo.  

Y podrás conocerte recordando
del pasado soñar los turbios lienzos

 

Tú ya impregnaste de color tu vida
y ahora toca seguir pintando
No importa cuánto tiempo pase
no importa cuánto te cueste
Sólo hay que tener en cuenta
que manchados ya lo están.
 

No importa cuántos colores haya
No importa cuántos cuadros llenes
Sólo te tienes que guiar por  ti
Y por donde tu camino te lleve.

Published in: on abril 16, 2008 at 8:38 pm  Comments (3)  

FINALISTA Nº7 : MERITXELL ABELLÁN ¡¡¡GANADORA!!!

Meritxell Abellán dice:

Al escribir el poema intenté que el niño del que todos venimos hablara de una vez por todas por qué él siempre está ahí, pero en pocas ocasiones nos atrevemos a dejarlo salir…
Con las línes que escribí quise que al leer, el lector hiciera un esfuerzo para no olvidar esa infancia que todos tuvimos, y que desgraciadamente para nosotros ya terminó. Para mí, la esencia del poema sería que no debemos renunciar a nuestro pasado, sino estar orgullosos de haberlo vivido.

Y podrás conocerte recordando

Del pasado soñar los turbios lienzos,

Y cuando mires atrás deberás bajar la vista

El niño te esperará ahí abajo.

 

No me olvides, pintor.

No entierres mi figura borrosa,

Yo he sido tu vida,

 tus primeras y torpes pinceladas

Las di yo.

 

¡No!

Jamás tú empuñaste mi espada,

Nunca yo estuve a esa altura.

Mi lienzo fue blanco hasta ayer,

Cuando nací hombre,

sin niñez.

 

No me olvides, pintor.

Ruego se vuelvan nítidos los contornos,

Pido recuerdes la infancia colorida,

Las horas batallando contra la calle.

Debo ser tu recuerdo.

 

¡No!

Sal de mi mente, insignificante ser.

Márchate, perece, abandóname,

Porque de recuerdos no viviré.

Seré presente y futuro

Y esperanza e ilusión.

 

No me olvides, pintor.

Me equivoqué, pero tú eres mis errores.

Acerté también, y tú eres mis éxitos.

He luchado contra el mundo entero por ti…

De mí saliste tú

 

¡No!

¡Fuera, fuera!

                                                                  

Published in: on abril 16, 2008 at 6:48 pm  Comments (4)